الشعب يريد إسقاط النظام!

Por Victoria Aguilar

El 17 de diciembre de 2010, un vendedor de fruta tunecino se quemó a lo bonzo frente a las dependencias del gobierno en Bouzid en protesta por el trato recibido por la policía y por haberle sido confiscada su mercancía. Otros le siguieron en Túnez, Egipto, Argelia. Como las fichas de un dominó, una acción ha seguido a la otra y en los últimos meses algunos de los sistemas políticos del mundo árabe, regímenes no democráticos y corruptos dirigidos por megalómanos semejantes a los de los faraones del Antiguo Egipto, ha saltado por los aires.

De forma imprevisible el descontento se ha canalizado en acciones revolucionarias concretas. El pueblo -joven en su mayoría- ha dejado de temer, se ha lanzado a las calles con una nueva conciencia de libertad, harto de la represión, la miseria,  y el espolio indiscriminado a manos de unas pocas familias. Ha tomado conciencia de su fuerza y se ha levantado en masa bajo el lema:

الشعب يريد إسقاط النظام!!!

(¡El pueblo quiere derrocar el régimen!)

Más de tres millones de entradas en Internet son prueba de la fuerza del deseo. Los hechos acompañan.

ارحل!

(¡Largo de aquí!)

Un grito de guerra ha estado acompañado por armas poco convencionales: redes sociales, concentraciones masi vas, medios de comunicación… Los resultados son alentadores, ya que hasta el momento han conseguido su objetivo en dos países: Túnez y Egipto. En enero el dictador tunecino, Zeyn al-Abidín b. Ali, huyó a Arabia Saudí con su familia, después de 24 años en el poder. En febrero, Husni Mubárak entregaba el poder en manos del ejército, después de 30 años como dictador de Egipto. Al escribir estas líneas, otros frentes permanecen abiertos      -esperemos que cuando se lean la historia haya cambiado-. Han sido convocados con las mismas armas y los mismos principios: Yemen, Siria.  En Yemen el dictador Ali Abdallah Saleh lleva 34 años al frente y se resiste a abandonarlo. En Siria, Bashar al-Asad, hijo del anterior presidente Hafed al-Asad, que se mantuvo 29 años en el poder, está empleando la más dura represión contra su pueblo, propia de un carnicero o de las guerras medievales (dejar sin agua y luz a toda la población de Dar’a, que está sitiada por el ejército, es buena prueba de ello), en un país que ha mantenido durante casi 50 años el estado de sitio.

En pleno siglo XXI las revoluciones tienen un tinte diferente a las de otras épocas. En Túnez y Egipto ha habido muertos, pero los “jóvenes rebeldes” no dispararon ni un solo tiro. Un tema musical, inspirado y filmado en medio de la euforia de las protestas de Egipto ha dado la vuelta al mundo y simboliza el espíritu de esta revolución: “La voz de la libertad”*.

Pese a que algunos han querido ver en un surgimiento del islamismo, el movimiento revolucionario tiene fundamentalmente un marcado carácter de protesta social. Los líderes son bloggeros con pocas o ninguna relación con partidos políticos o grupos islamistas. El escenario, manifestaciones masivas. Los seguidores, multitudes dispuestas a verter su sangre para cambiar la historia. En contraposición a esto, tenemos al pueblo libio, que ha improvisado un ejército para luchar contra las tropas mercenarias del excéntrico dictador Gadafi que lleva más de 40 años en el poder. Confiemos en su pronta victoria.

Junto a estos, en algunos países se manifiestan sin pedir la caída del gobierno, sino medidas concretas (como por ejemplo la supresión de los servicios de espionaje, que funcionan en algunos países árabes a modo de Santa Inquisición), mejoras sociales o el fin de la corrupción.

Buenas noticias, a pesar de los muertos. Un año este importante para la historia del mundo árabe. El triunfo de la libertad y del pueblo. Un ejemplo que no va a pasar desapercibido.

(Victoria Aguilar es Profesora de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Murcia.)

*صوت الحرية , sout al-horeya: http://www.youtube.com/watch?v=Fgw_zfLLvh8, cuyo estribillo reza: “Por todas las calles del país clama la voz de la libertad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: